No hay excusas para no florecer

Florece donde estés

La mayoría de las personas usan excusas como, cuando crezcan los niños, cuando cambie de empleo, cuando pague las deudas y no dicen, “Dejaré de dar excusas y lo haré ahora mismo”.

Eso es en verdad, florecer donde estés.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
5/5
error: ¡Este contenido está protegido!